miércoles, 27 de mayo de 2009

San Idelfonso, una joya en la ciudad.

Sigo en esto de conocer a fondo mi ciudad, y después de muchas prórrogas para visitar San Idelfonoso, llegaron a sus salas dos excelentes exposiciones; era el momento ideal para saldar cuentas con este bello legado histórico.

1. La conquista espiritual en el desierto.
Salí con Andrés Barrios en pos de las reliquias e impresionantes hazañas que realizaron los misioneros españoles en el norte de México; la primera exposición titulada: “Cicatrices de la fe”, presenta piezas de arte y detalles minuciosos de jesuitas y franciscanos que se aventuraron a llevar la fé cristiana a las tierras inhóspitas e indómitas de la antigua aridoamérica.

Difícil empresa de inmensa magnitud que hace repensar el esfuerzo sobrehumano que implicaba recorrer tal travesía, la ardua y dificultosa tarea de invadir un territorio ajeno e intentar persuadir a extraños sobre la misericordia de un Dios que arrojaba a sus creyentes a matar atrozmente a todo aquel que renegara su forzada usurpación. La conquista fue cruel, de eso no hay duda; sin embargo las misiones son, quizá, el rostro más afable de aquel oprobioso pasado.

El misionero llegaba a ser la persona más ilustrada en aquel proceso de conquista, quien habitualmente asumía el papel de protector ante los abusos e impiedad de los españoles engreídos que pretendían hacer patente su autoridad a través de la violencia. Estos religiosos mediaron la relación entre ambas culturas, tuvieron el diálogo más próximo con los conquistados, aprendieron sus lenguas, intentaron comprender sus tradiciones y promovieron, quizá sin proponerlo, ese sincretismo cultural que es el México de hoy.

Pensar en la soledad de un lejano convento con el asecho incesante de nativos guerreros, con esa sufrida vida inmersa en un clima hostil, temperaturas ardientes y falta de líquido vital, me hace creer que aquella adversidad debió haber consolidado una fe sobrecargada, no racional, más bien como una necesidad de alienación reivindicatoria que pudiera justificar tal calamidad, empeorada aún más con el apego estricto al celibato, tan contradictorio y aberrante.

Por cierto, ¿alguien podría explicarme el por qué de una posición sexual llamada "misionero"? Quizá ni tan santos después de todo.

En fín, ahí estuvieron hace ya cientos de años aquellos que se decían discípulos de San Francisco de Asís e Ignacio de Loyola; los primeros aceptando sus característicos votos de pobreza y los segundos asumiéndose como soldados de Dios.

Sobresalen en la exposición las pinturas y esculturas sobre Francisco Xavier, el misionero ideal, que es representado con abriendose su sotana, para así permitir que el amor a Dios que guardaba en su corazón se desbordara e irradiara a los herejes.

También es notable el arte barroco y sus características contrareformistas que intentaban recuperar la credibilidad católica denostada por Martín Lutero. Aquellas imágenes de sufrimiento exacerbado, mostrando a Cristo totalmente ensangrentando y expresando un agónico dolor. Resulta impresionante observar como una religión puede hacer de la personificación del sufrimiento su imagen más atrayente, apelando a un único objetivo: la compasión.

2. El tocado fotográfico de David Lachapelle.
El fotógrafo más renombrado de los Estados Unidos llegó a Ciudad de México, se trata de David Lachapelle, heredero del pop art de Andy Warhol.

Su obra es extremadamente original, proyecta ideas interesantes y críticas de la sociedad posmoderna: excesos consumistas, alienaciones que envilecen las existencia, el culto a la belleza y al poder, la inminente destrucción ante la voraz depredación humana, etc.

La luminosidad es de suma importancia en sus fotografías, con ella manifiesta la esperanza, la trascendencia idílica que supera una vida tormentosa de ineludible dolor y permite entrever aquella puerta añorada hacia el paraíso prometido.

La imagen de Cristo en el corazón de Harlem conviviendo e iluminando la vida de los excluidos, me hace reflexionar sobre la irrealizable y mística parusía o segunda venida de Cristo, un hecho esperado por milenaristas de ilusoria concreción; sin embargo ¿qué sucedería si fuera cierto?, ¿Qué pasaría si Cristo resurgiera en el mundo y dinfundiera un nuevo mensaje?.

Supongamos que efectivamente existe el dogma de la trinidad, y que aquel hombre se trata de un Dios encarnado, y así, de repente se aparece por ahí caminando por el barrio bravo de Tepito (simplemente para mexicanizar la cuestión) ¿quién podría confiar en un hecho que se calificaría inmediatamente como charlatanería?, y más aún, si se piensa desde la manera en que Lachapelle arroja a su divinidad en un ambiente urbano con una vestimenta totalmente anacrónica, ¿se imaginan lo ridículo?. Alguien sugerirá: -podría demostrar sus dotes divinos a través de milagros-, entonces seguramente se le calificaría como un buen ilusionista, pero de igual modo, un farsante, y además se le acusaría de buscar una egocentrica notoriedad. ¡Vamos! Cristo se hizo famoso por su trágica muerte, sin ese desenlace hubiera fallecido inadvertidamente ante los ojos de la Historia; por lo tanto, si viniera al mundo nuevamente tendría que recurrir a otro desenlace trágico y atroz que pudiera despertar el morbo y curiosidad de la masa. Y muertes así: públicas y sanguinarias, están vetadas en casi todo el orbe por ser consideradas violaciones a los derechos humanos, ¿cómo identificar al cordero de Dios que quita los pecados del mundo?, ¿quién podría ayudarnos a conceder aquella injusticia?. Bien, entonces denle su voto al Verde Ecologista para que mate a los delincuentes, así quizá la sociedad se conmovería ante algún desafortunado martir, ¡que desdicha!...

Existe una idealización gigantesca sobre la imagen de Jesús, siempre con ese vicio occidental que vincula la bondad con la belleza. El virtuosismo se transforma en mera imagen y, el reconocimiento visual de Cristo va totalmente relacionado a su gallardía quasiperfecta. La adulación a la figura personificada de Dios favorece el apego a lo material y vano en contraposición de lo espiritual y etéreo. ¿Qué nos dice la exposición de Lachapelle en este sentido...? Quizá sólo producir una fugaz polémica al colocar a una imagen tan representativa en un barrio bajo conviviendo con malandrines. Cristo es simplemente utilizado como un talismán morboso que poco habla del verdadero halo místico que debería generar la mitología cristiana.

Lachapelle toma otro elemento religioso en su obra: "the deluge" (el diluvio), fragmento bíblico que representa el renacimiento y la purificación de un mundo sumergido en el pecado. Es una excelente metáfora para repensar nuestro malsano posmodernismo y su relativismo moral. El sistema-mundo actual es injusto y perverso, la evolución humana no ha avanzado hacia un perfeccionamiento más racional y menos instintivo, el deseo de poder sobrepasa la simple supervivencia animal y conlleva a una competitividad enfocado a incrementar nuevos "bienes" bajo un esquema materialista que promueve un consumismo vano y contranatural, lo cual ha deteriorado irreversiblemente la vida propia y de demás seres que cohabitan con nuestra especie. Por eso, replantear un cambio de época a través de un cataclismo, promueve una idea reivindicatoria de la humanidad y una esperanza ante un nuevo comienzo, más mesurado, mejor ideado y con menos injusticia.

3. La arquitectura del Edificio y sus murales.
Para aquellos que se dicen orgullosos del arte nacional, visitar San Idelfonso es casi obligatorio. Su construcción mantiene vivos los más exquisitos detalles de la arquitectura colonial, su capilla con amplias decoraciones de caoba es impresionante, y los murales que alberga son de incalculable valía, sólo visitar el edificio para ver la ornamentación de sus paredes ya justifica el costo de su entrada. Es recomendable detenerse por unos minutos y observar: “la matanza del templo mayor” de Jean Charlot, “La fiesta del señor de Chalma” de Fernando Leal y “las Aristócratas” de José Clemente Orozco.

Ya de paso, si es posible el acceso, visiten el anfiteatro Simón Bolivar, lugar en el cual la UNAM da la bienvenida a personajes distinguidos del mundo para brindar conferencias. Hace no mucho tiempo tuve la oportunidad de escuchar al elocuente Presidente del Paraguay, el ex obispo Fernando Lugo.

***Agradecimientos especiales a Andrés Barrios por su grata compañía y su plática siempre tan amena y a la vez tan profunda. Agradezco también a Abril Arévalo por su recomendación.

domingo, 24 de mayo de 2009

Explorando la UNAM

La Ciudad Univeristaria es mucho más que un simple lugar para tomar clases, de ella emerge gran parte del conocimiento científico y cultural de México. Es posible encontrar a distinguidos especialistas en cualquier rama del saber, lo que permite escuchar directamente la voz y argumentación de la vanguardia intelectual de nuestro país; no hay problema si no se está inscrito en el curso, las puertas siempre estarán abiertas para todo aquel que tenga voluntad de aprender.

Se incluye en su enorme campus una gigantesca oferta de actividades culturales y recreativas. En la UNAM no hay pretextos para malgastar el tiempo libre, cada día hay algo interesante que hacer y descubrir. Sus instalaciones cuentan con campos deportivos, teatro, museos, salas de conferencias, bibliotecas, una reserva ecológica, espacios escultóricos, centro de lenguas extranjeras, cine, mediateca, etc.

Es común un vicio mental: “lo que se tiene al alcance no se valora”, y es recurrente que un alumno promedio no llegue a conocer ni remotamente la multitud de posibilidades que nuestra Alma Mater ofrece. Por ello, los exhorto a tener la disposición de penetrar algún día en un gusto holístico que permita lanzarnos al provecho de esta honorable institución para sentir el deleite y orgullo de formar parte de ella.

El jueves 21 de mayo el buen Demian y el difamador Malacopa me irrumpieron cuando pensaba dedicarme de lleno a la elaboración de artículos y estudio, su urgencia era utilizar mi computador para hacer no sé qué, y después de haber cancelado mi objetivo primario, opté por explorar con Julie (una amiga canadiense de Demian) los bellos secretos de nuestra universidad. ¿y saben qué…? Fue genial.

1. El Jardín Botánico.
Después de caminar por las famosas islas nos dirigimos al bello jardín botánico del Instituto de Biología, lugar que posee un amplio corredor y otros tantos caminos irregulares con la más diversa flora mexicana. Al comienzo hay una zona de cactáceas, colocadas armónicamente entre las rocas volcánicas propias del pedregal de San Ángel. Posteriormente la flora se vuelve más boscosa hasta desembocar en un invernadero tropical con una pequeña cascada y un gran jardín. Fue gustoso y ameno, nada mal para una bella rutina mañanera.

2. El Espacio Escultórico.
La reserva ecológica ocupa buena parte del campus de la UNAM, desde ella es posible tener la sensación de estar en una isla verde en medio de una gris y gigantesca ciudad. Es un sitio tranquilo para meditar y relajarse del ajetreo constante y rutinario. Su construcción principal es la denominada “corona”, una simple pero majestuosa obra escultórica que se encuentra reserva adentro y permite tener un hermoso panorama del lugar, ya que rodea formaciones de roca volcánica con relieves caprichosos y llamativos, es un paraje único que vale la pena visitar, y más aún si se desea admirar una bella puesta de sol.

3. EL MUAC
Para nuestra desgracia el Museo Universitario de Arte Contemporáneo se encontraba parcialmente cerrado, sólo eran accesibles dos salas de exposición. El edificio es muy vanguardista, conformado en su mayoría por cristales que permiten una gran iluminación; la disposición de las piezas expuestas es espaciosa y armónica, pero lo mejor a mi gusto, es la participación de estudiantes universitarios que se aproximan al visitante para explicar pormenorizadamente la elaboración de las piezas y desentrañar el significado de aquel arte tan peculiar.

La segunda sala cuenta con una exposición muy interesante sobre los ajolotes (Ambystoma mexicanum), anfibios muy particulares, ya que su naturaleza les permite, según la circunstancia, permanecer o no en el estado larvario antes de transformarse en salamandras, es decir, el propio animal elige si desea evolucionar o no. Seguramente se han de preguntar ¿Qué hacían ajolotes en el museo de arte contemporáneo? Bien, todo era parte de una idea loca de un artista sueco: Ull Rollof, quien intentó interactuar con los ajolotes en el lago de Pátzcuaro, creando un complejo sistema subacuático que permitía atraer a los anfibios a través de efectos luminosos y sonoros. No dejen de visitar el proyecto ajolote, raro pero curioso.

4. El Teatro: Desdémona, la historia de un pañuelo.
Basada en Otelo de William Shakespeare, es un interesante acercamiento a las múltiples personalidades que adopta el ser humano en relación a su entorno. Desdémona es en la obra clásica, la fiel y hermosa esposa del moro de Venecia, es inmaculada y bondadosa, ama y admira a su marido, quien se deja arrastrar por un juego perverso de intrigas que desembocan en un final trágico, una encrucijada en contra de la pureza que conlleva a un asesinato brutal e injustificado.

La obra de Paula Vogel retrata la miseria humana; es la negación al amor absoluto e incondicional que refleja Desdémona en la pieza clásica. Esta vez, se intenta explorar el alter ego de la protagonista, aproximándonos a la ineludible reflexión que patenta la diferencia existente entre el discurso y la esencia de los hechos. La imagen intachable de Desdémona se desmorona ante el diálogo pretencioso y pedante que mantiene con su dama de compañía: Emilia, a quien ve con menosprecio y soberbia; sin embargo, al mismo tiempo, Emilia es el vínculo más cercano y familiar de la protagonista, por lo que vierte en ella todas sus quejas y perversiones que calla sumisamente al estar junto a Otelo.

Desdémona harta de la vida aristócrata, comienza a explorar “los bajos mundos” de Bianca, una prostituta orgullosa de su oficio que conmueve a la protagonista por su libertinaje y adicción al sexo. Desdémona descubre los placeres de la promiscuidad, y con ello, se consuma la perfidia que enloquecía injustificadamente a Otelo. Es tal la arrogancia y cinismo que encarna el personaje principal, que deja en entredicho la brutalidad del moro, e incluso, la perversa genialidad de Yago.

Finalmente la obra de Vorgel me hace concluir: No existe una maldad intrínseca ni una bondad absoluta, sólo interpretaciones personales que pretenden darle sentido a la propia existencia.

jueves, 21 de mayo de 2009

Tlatelolco, reflejo de la década rebelde.

“El 13 de agosto de 1521 heroicamente defendido por Cuauhtémoc cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue triunfo ni derrota, fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy.”

Nunca había estado ahí; mas su historia me era tan familiar que pude revivir con la imaginación aquellas imágenes que jamás contemplé.

Tlatelolco y su plaza de las tres culturas representa un punto de suma significación en la historia de nuestro gran valle de Anáhuac. Ahí, antes de la conquista se ubicaba el gran mercado mexica que utilizaba el trueque y el cacao para comercializar sus productos. Ahí, fue la abdicación del último tlatoani ante los invasores españoles, desmoronando así el poderío de la triple alianza y dando inicio a una nueva época. Ahí, se edificó con la misma cantera roja (tezontle) perteneciente a los templos prehispánicos el convento de Santiago Tlatelolco para educar bajo el conocimiento europeo a los nobles indígenas. Ahí, es posible presentir la bonanza económica de los años 50’s y 60’s con un complejo urbanístico de amplios edificios destinados a las clases populares. Ahí, se revive la masacre estudiantil que conmovió al mundo, y claro.... eso no se olvida.

El Domingo, desprendiéndome de una vergonzosa tendencia gregaria, decidí ir solo al barrio de Tletelolco. Tomé el metro y en tan sólo 20 minutos estaba en el corazón del lugar. Caminé bien dispuesto entre aquellos peculiares edificios que me hacían recordar mi vida en la ciudad planificada de Brasilia, cada edificio guarda una armónica distancia con otro, No faltan las zonas verdes y la decoración de muchas paredes con bellos y multicolores murales que adornan varias fachadas, que recuerdan la época psicodélica de los años 60.

Atravesando Eje Central se llega a la famosa plaza de las tres culturas. Recorrí la explanada, también la zona de ruinas arqueológicas y conocí el interior del descuidado templo de Santiago Tlatelolco. De repente recordé las anécdotas de mi padre, quien alguna vez me dijo que precisamente en ese templo hizo su primera comunión hace ya 50 años.

Mi objetivo principal era visitar el nuevo Memorial 68, museo que se ubica a un costado de la plaza de las tres culturas, es un alto edificio que albergada antiguamente a la Secretaría de Relaciones Exteriores y que fue el sitio del histótico del "acuerdo de Tlatelolco” que suprimió la proliferación de armas nucleares en América Latina, hecho que le valió el premio Nobel de la paz a Alfonso Gómez Robledo, egresado de la Facultad de Derecho. ¡Goya...!


El Memorial 68 me conmovió enormemente, permite presenciar y sentir aquello que nunca pude ver ni vivir. Los años 60’s cimbraron al mundo, fue una década reivindicatoria y explosiva en ámbitos ideológicos y científicos; se consolidó la revolución cubana y el mundo estuvo al borde de una tercera guerra mundial debido a la tensión generada por la guerra fría; se exigieron cambios sustanciales en la estructura social; coexistió una amplia gama de reivindicaciones raciales, coloniales, de género y estudiantiles; se llegó a la luna; se consiguieron los primeros trasplantes de corazón; se generaron y multiplicaron los grupos contraculturales. En fin, podría dedicar mucho tiempo para describir los hechos de esta década delirante.

Recomiendo mucho visitar este museo, conocer de cerca el veredicto de aquellos hombres que presenciaron de cerca los hechos e intentan reconstruir un pasado lleno de emociones, movilizaciones y nostalgía. Vea las fotografías más notables de la época, escuche la música y no tenga miedo a dejarse llevar por ese sentimiento contestatario y altermundista que caracterizó un gran despertar en el mundo entero.

lunes, 18 de mayo de 2009

Saudades do fado

El pasado 16 de enero caminaba con mi hermano por las calles del emblemático barrio de Alfama, último rescoldo de influencia árabe que conserva la ciudad antigua de Lisboa después del trágico terremoto de 1755. Exploramos los lugares más recónditos, caminamos airosos por sus hermosas y laberínticas ruas, veíamos con fascinación las imágenes más representativas de una de las sociedades más tradicionalistas del viejo mundo, y de repente, sin proponerlo, hayamos una bella vista de la capital lusitana a los pies de la iglesia de São Vicente de Fora, y exactamente ahí, a nuestro costado una tradicional noite de fado nos esperaba. Una delicada y hermosa voz emanaba de un diminuto bar, haciendo de esa apacible noche un recuerdo nostalgico que permitia adentrarnos en el espíritu de aquella pequeña nación marinera.

Me es difícil explicar en estricto sentido el significado del fado, quizá podría aventurarme a decir que es un poco similar a la música de mariachi, generalmente habla de tristeza, desamor, nostalgia, desengaños y añoranzas existenciales. Aunque creo que sería más acertado aproximarlos a la esencia del fado escuchando esta hermosa interpretación de Amalia Rodrígues: “Tudo isto é fado”



El sábado pasado asistí con Sherezada a una noite de fado que tuvo lugar en el auditorio Rodolfo Usigli de la SOGEM, contando con la interpretación de la fadista Helena Pata. El motivo del evento era recordar los 10 años del fallecimiento de la más representativa cantante lusa, la siempre recordada Amalia Rodrigues conocida como a Rainha do fado.

Revivimos a medida de lo posible los bellos recuerdos provenientes de Alfama, del lejano Portugal y su saudade.

La vida es un devenir constante de imágenes del pasado que se entrelazan con nuestra inmediata realidad. La saudade, desde mi particular intuición, es aquel sentimiento dual que inunda la profundidad del ser, envolviéndolo en el inagotable anhelo de volver a vivir aquello que fue tan grato, por ello produce una indeludible sensación de profunda melancolía, inherente y constante; no obstante, el poseer las memorias alegres de un venturoso pasado nos dota de aquel destellante impulso que nos enrumba al futuro con nuevo ímpetu, y sobretodo, con mayor esperanza....

¡Canta Amalia, canta! que eu só quero lembrar...
Muito obirgado por teu maravilhoso fado.

sábado, 16 de mayo de 2009

El doblaje mexicano.

No cabe duda que los mexicanos somos ingeniosos.

Lectores ocasionales, los invito a ver estos dos videos que me han arrancado caracajadas y buenas ideas para difundir mensajes:

1. Tenemos aquí la canción del déspota virrey de Veracruz, el famoso Fidel Herrera. Cabe mencionar la furia que representó para "el changito cilindrero" la mofa que los jarochos hacen de su gestión. Es también notable que la canción elegida para el doblaje no podría haber sido peor, una burla asquerosa que surgió para criticar a las ridículas canciones norteñas que destacan por sus letras espantosas y reiterativas. Sin más que decir, los dejo con este video para que todos podamos cantar "Yo lo vi, yo lo vi, yo lo vi robando" jaja.




2. El otro video que me dio mucha risa es el de Susane Boyle, la estrella de british idol que conmovió al mundo con su frustrada virginidad y su espectacular voz. Escuchen porfavor esta chusca versión mexicana.

jueves, 14 de mayo de 2009

El mundo está al revés.

El miércoles por la tarde asistí a mi clase favorita en la insigne UNAM con el filósofo Enrique Dussel. Llegué un poco a destiempo y el egregio hombre ya estaba sentado a la espera de más quórum para iniciar su clase, pasaron un par de minutos y comenzó su elocuente y virtuosa palestra.

Esta ocasión, quien generalmente llamo “papi”, no pudo dejar de hacer notar su felicidad; cada palabra que decía reflejaba gran ánimo, y sus ojos denotaban tal alegría que el salón atento esperaba conocer de donde emanaba aquella inspiración.

Dussel mostró al alumnado una nota periodística de la Jornada. -Miren que notable, es el poeta que buscaba para mi política de la liberación, se trata de Eduardo Galeano, quien utiliza bellas metáforas para describir las terribles contradicciones del mundo actual y su injusticia.-

El filósofo leyó la primera parte del artículo titulado “Disculpe la molestia” y enfatizó el siguiente juego de palabras:

¿Es justa la justicia? ¿Está parada sobre sus pies la justicia del mundo al revés?
Al detenerse y nuevamente sonreír continuó:

El zapatista de Irak, el que arrojó los zapatazos contra Bush, fue condenado a tres años de cárcel. ¿No merecía, más bien, una condecoración?

¿Quién es el terrorista? ¿El zapatista o el zapateado? ¿No es culpable de terrorismo el serial killer que mintiendo inventó la guerra de Irak, asesinó a un gentío y legalizó la tortura y mandó aplicarla?

Efectivamente estimado profesor Dussel, también estoy llegando a la dura conclusión de Galeano y usted. Aunque confieso que admiro su capacidad de admiración por encontrar en algo tan desalentador e indignante una fuente de sonrisas y amenidades . Quizá, pensándolo bien, sea lo único que nos queda hacer ante un escenario tan poco esperanzador, reír y seguir riendo ante la impotencia de un mundo que se desmorona en contradicciones.
El premio a la ignorancia.

Carajo, sólo pensar que a Vicente Fox le dieron un premio Honoris Causa en EU me hace creer la inocultable tragedia de la irracionalidad humana ¿Qué podría ser más ridículo? ¿Acaso darle a Silvio Berlusconi el premio de la libertad de prensa o a Ulises Ruíz el premio Nobel de la paz?, ja.

Un premio Honoris Causa (perdón por la tautología) se da a hombres prominentes que han aportado algo importante a la cultura universal, de ahí que sea la máxima condecoración universitaria por ser una Causa de Honor. ¿Pero Fox?. En serio que esos gringos ya ni la chingan. Tengo dos conclusiones: 1. O esos gringos no tienen ni la más mínima idea acerca de México y simplemente se les ocurrió improvisar (o vender) un premio al primer baboso que agarraron o; 2. Fox representa precisamente el presidente mexicano ideal para los gringos: lo más servil y modosito de toda la historia. Es patético recordar a Fox pidiendole a Fidel Castro que abandonara rápido el país porque baby Bush llegaría un poquito más tarde, o peor aún, su postura obsesiva en la defensa del ALCA y su serie innumerable de conflictos verbales que suscitaron a partir de ello. Bien lo dijo Hugo Chávez, el papel de Fox en la política exterior fue de un simple "cachorro del imperio”.

Fox fue condecorado por defender la democracia, ¿en qué cabeza cabe tanta imbecilidad? Apuesto a que todos ustedes, oh queridos lectores, recordaran la perla que Fox dijo en una entrevista en Estados Unidos: “Con lo del desafuero tuve que retirarme y perdí, pero dieciocho meses después me desquité cuando ganó mi candidato”. Wow!, aplausos al gran demócrata Vicente Fox.

¿El mundo no está de cabeza? Ya ustedes me dirán…

Pasando a otro tema pavoroso, quiero hacer hincapié en un hecho: Mi admiración por Carmen Aristegui ahora se ha duplicado. Ya desde hace tiempo se había consolidado como la periodista más fidedigna y comprometida del país; pero ahora, después del valor demostrado al hacer pública la entrevista con Miguel de la Madrid Hurtado merece un reconocimiento importante. Ya sé, ella sí podría ser acreedora a un Honoris Causa por su sagacidad y dedicación en la búsqueda de esclarecer los hechos más turbios y lodosos de la deshonesta política mexicana.

En relación a la entrevista con Miguel de la Madrid Hurtado(de quien vale recalcar su último apellido) no deja lugar a dudas la inmoralidad en que se fundamenta el estado mexicano. De la Madrid revela la perversa y oscura historia de la familia Salinas: su nepotismo, su cleptocracia, su la relación directa con el narcotráfico, el uso indebido de la partida secreta, etc.

Lo que me parece insultante son las reacciones patológicas de la clase política mexicana, que ondulan entre la indiferencia y una mezquinidad aberrante.

Calderón se inflama el pecho alardeando la eficaz y valeinte guerra contra el narco y la inseguridad. Ahora hace un timorato mutis ante las declaraciones que vinculan a la familia Salinas con el poderoso narco mexicano. Ja ¿a quien representa el pobre pelele?, ¿al pueblo o a una mafia arraigada en el poder?

Germán Martínez, oh emblemático pelmazo. Más torpeza es difícil de superar; la postura del PAN es irrisoria y pueril ante los hechos. El presidente del partido considera que lo dicho en la entrevista son sólo “hechos históricos y graves”, pero desvincula a Salinas de una responsabilidad concreta (delictiva) y propone que la gente castigue al PRI en las urnas, así de simple, así de disparatado. Sus conexiones son carentes de lógica entre lo acaecido hace más de una década y los hechos actuales. Es claro que lo único que importa es obtener las plazas públicas y no cuestionarse por la infraestructura putrefacta de la insondable realidad, ¿será que todos están embarrados en un magno lodazal?. ¡Pésimo! ¿dónde quedó la educación moral y política de Gómez Morín?, ¿dónde?

No cabe duda que la misma entrevista corrobora la penosa realidad mexicana.

Las preguntas que hablan por si mismas:
1. ¿La impunidad es un factor que determina la operación del sistema político mexicano?,-Sí.- sentenció De la Madrid sin ningun titubeo.
2.-¿Para gobernar a México se necesito cinismo? -Sí, mucho.-
Mi ingenua pregunta: ¿Hasta cuando?

domingo, 10 de mayo de 2009

Felicitaciones a distancia para una amiga

Este nimio blog se une a los festejos del 10 de mayo para conmemorar el aniversario 25 de nuestra querida amiga Valérie Parent.

Mujer indomable que descubre los milagros del mundo, de gran corazón y capacidad de asombro, psicóloga de carrera, intrépida viajera-mochilera que no titubea en pedir aventones o acampar salvajemente en cualquier paisaje natural, ferviente ambientalista seguidora de los consejos de George Monbiot, lectora asidua de las novelas de Milan Kundera, excelente pianista, bailadora inagotable, políglota de afición, devoradora de chocolates y piñas, enemiga de las micheladas y el chicharrón, nadadora cuasi-profesional, cocinera excelsa, experta en quebrar labavos deteriorados, velerista de alta mar nível I, de bellas proyecciones altruistas, y además, por si fuera poco, una inolvidable amiga.

Recibe este vídeo que realizó con cariño "la chilanga banda" para enviarte nuestros más sinceros parabienes. ¡Viva México! ¡Viva Bélgica! naciones hermandadas por una amistad perenne.


video

lunes, 4 de mayo de 2009

El transcurso de la Influenza

De regreso en la Ciudad de México todo parece más tranquilo, la psicosis comienza a desaparecer y ahora se minimiza el problema al conocer la baja mortandad que produce la nueva influenza. De hecho, he escuchado y leído duras críticas por las medidas gubernamentales, por considerarlas exageradas y haber ocasionado una negativa repercusión económica. Hay quienes dudan con justa razón de un Sistema Político viciado en mentiras y desengaños, asegurando que este virus es la gran mentira del año, que realmente se intentó fraguar una cortina de humo para que la gente perversa hiciera sus fechorías y nadie prestara atención. En fin, ya no sé ni que creer, al parecer este cuentito que causó tanta conmoción ya está por terminar, eso espero.

1. ¡Alarma!, la niña presenta algunos síntomas extraños.
El bombardeo continuo de información sobre la influenza provocó ineludiblemente la preocupación por nosotros mismos. Seguramente fuimos muchos los que al percibir cualquier malestar corporal, inmediatamente lo relacionamos con “la gran pandemia”. En mi caso eso ocurrió en dos ocasiones al sentir ligeros dolores de cabeza, por lo cual me alarmé y preferí dormir más de lo normal, finalmente fueron síntomas pasajeros, creo yo, psicosomáticos.

Mi hermana tiende a enfermarse del estómago debido a sus malos hábitos alimenticios, es una insaciable devoradora de papas con chile y demás variedades de comida chatarra, por lo cual no resulta extraño que presente ocasionalmente agruras o acidez. Esta vez relacionó un malestar cotidiano con la omnipresente influenza, y después de unas horas de sentirse “extraña”, presionó a mis padres para que la llevaran al hospital. Le dieron algún placebo, se sintió mejor y regresó a casa sin la menor molestia. Todo se trataba de una simple sugestión. ¡Ufff!

2. Ciudad sin alma.
El hastío casero me hizo explotar, y después de dos días de enclaustramiento decidí salir a las calles. La ciudad se encontraba semidesértica, aunque existían lugares abarrotados de personas que charlaban fuera de sus edificios tras el susto que había ocasionado un sismo de 5.7°. Imágenes raras en una ruta que he hecho durante toda mi vida; la gente casi no hablaba, caminaba más rápido, no había ningún tipo de contacto físico y la mayoría portaba su tapabocas. El metro estaba casi vacío, sin dudas por su estrecho espacio, representaría un lugar de alto riesgo de contagio.
Llegué al centro histórico y también la movilidad estaba lejos de ser la habitual. Escenas bizarras que podrían ser consideradas el preámbulo de un libreto apocalíptico.

3. El arribo del Bodo.
Después de once meses de ausencia regresó Sebastián, mejor conocido como “el bodo.” Los planes de una bienvenida fastuosa se vieron mermados por la situación inestable de la ciudad, así que la mamma optó por realizar una cena pequeña entre sus más allegados amigos. El bodo regresó con gran emoción, para narrar centenares de anécdotas que ha compartido poco a poco con nosotros. Es notoria la mayor madurez e independencia que ha adquirido, me da una genuina alegría tenerlo nuevamente en casa para planear muchas más actividades en familia y descubrir bellos sitios en este bello país.

4. Montjoie!
El libro más recurrente durante este periodo de agonía fue la epopeya francesa: La chanson de Roland. Épico relato que describe la batalla de Roncesvalles en la cual Roldán al mando de la retaguardia francesa tiene que afrontar un ataque sorpresivo por parte del Sultán de Zaragoza y su gigantesco ejercito. Es un bello texto por su simetría y frases cuidadosamente decoradas. Es notoriamente parcial, describe al ejército francés como el auténtico defensor de la fe cristiana, de gran valor e impresionante resistencia; por el contrario los moros son timoratos y traidores, además ellos se autonombran “infieles”. (jaja, que absurdo.)

A través del texto conocí más de cerca las hazañas de Carlomagno, un personaje clave en la historia medieval europea, gran defensor de la cristiandad y padre fundador de la corona alemana y francesa.

Alguna vez, al recorrer con mi amigo Jordy las tierras teutónicas, pasamos por Bremen, nuestra ignorancia no nos permitió reconocer una impresionante estatua que es patrimonio de la humanidad, una figura de casi 5 metros erguida en el corazón de aquella ciudad. Hoy podría narrar con emoción que se trata de Roldán con su inquebrantable espada Durandarte, y describiría sus hazañas maravillosas, inspiración de muchos escritores y poetas.

video

5. La fuga a Tequisquiapan.
La influenza porcina nos mantuvo al borde de la desesperación. El cerco sanitario y demás medidas precautorias se extenderían indefinidamente y, por lo tanto quedarse en la ciudad sería sinónimo de estrés y monotonía, así que decidí tomar la iniciativa de mi buen amigo Sergio para escapar unos días a las empedradas y románticas calles de Tequisquiapan. Convencer a la familia no fue tarea fácil, pero finalmente logré el cometido y partimos el día miércoles en pos de una tranquilidad añorada.
Se unieron a la tropa Carlos Malacopa y Marianini (la novia del bodo). Efectivamente, éramos siete y tuvimos un poco de pena por la capacidad de alojamiento que podría darnos la familia Trejo; finalmente la recepción y el trato de nuestros anfitriones fue inmejorable; comimos delicioso, bromeamos, reímos, cantamos y conocimos los rincones más íntimos de la villa colonial.

Visitamos la insigne Peña de Bernal, el tercer monolito más grande del mundo. A sus faldas se encuentra un pueblito: San Sebastián Bernal, que desde hace poco es presentando turísticamente como un “pueblo mágico” por su armonía en la construcción y su belleza paisajística. En el pueblito tomamos unas deliciosas micheladas con clamato (¡Salud Compadre!), visitamos algunas tiendas y el Malacopa me hizo pasar algunas vergüenzas con mis padres al improvisar sus ya tradicionales difamaciones.

Llegamos a la Peña y comenzamos la conquista de su pequeña cumbre con un paisaje semiárido y un clima excesivamente caluroso, no alcanzamos la cima por su difícil accesibilidad, pero al menos llegamos a un mirador que permitió tomar bellas fotografías.

Sergio y su familia realmente consiguieron que el fantasma de la influenza se desvaneciera por completo. Conocimos detalladamente la historia de los bomberos de Tequisquiapan, un relato que permite corroborar que la voluntad y solidaridad pueden consolidar nobles proyectos. Me enorgullece mucho tener una amistad con los Trejo: una familia trabajadora, hospitalaria y con un gran corazón altruista. Tres vivas por la familia Trejo ¡Viva!, ¡Viva!, ¡Viva!. Muchas gracias.